Seguimiento
Puntuación: 0+x

Las luces se habían apagado. Toda la base estaba sumida en la oscuridad, pero no en silencio. Los escuchó correr.

- "Tienen treinta segundos desde…¡Ahora!"

Cuando terminó la frase, todo el sitio se había hundido en la oscuridad. Todos habían salido corriendo de la habitación: sabían dónde encontrar armas, estaban listos para luchar. La noche prometía ser larga para los afortunados.

Miró a la mujer que estaba sentada en el fondo. Ella asintió. Ella agarró su cuchillo con hoja negra, la cual no reflejaba nada.

NightWatch, el Equipo con métodos únicos.

La mujer corrió un pasador en su pelo, dejando al descubierto su ojo derecho, hasta ahora oculto por una mecha negra con puntas azuladas.

Supuso que cinco o siete gotas se iban a necesitar.

Ella movió rápidamente los dedos indice y anular de su mano derecha. El respondió con un simple movimiento de los dedos. Cuatro movimientos completos, uno del anillo, uno del índice. Entendido.

Ella asintió y salió de la habitación.


Afuera, era guerra: podía escuchar gritos, el sonido de las cuchillas chocando. Ella suspiró, seria para otro momento.

Hizo ruido, voluntariamente, mientras huia tímidamente y atraia a los más valientes. Frotó el metal de su cuchilla contra el concreto de la pared mientras avanzaba. Tarareaba detrás de su máscara, haciendo ruido.

Eventualmente fue descubierta.

Ella se dio la vuelta y vio a un hombre que debía de tener por lo menos veinte años, con un cuchillo en la mano, corriendo hacia ella.

Ella se apartó, dándole una pata de lado. Él callo pero apenas tocó el suelo porque ya se estaba levantando. ¿Cómo podría haberlo dominado tan fácilmente?

Lágrimas de Luna

- "Saludos."

Un murmullo, un solo enemigo.

Una señal de "Salida de Emergencia" iluminó tenuemente la escena. Vio el cañón de una pistola apuntando a su frente.

Cerró los ojos.


Había pasado media hora desde que comenzó el reclutamiento. El estaba a punto de salir. Agarro su estoque y empezó a salir de la habitación.

Se escucho un disparo.

El ruido se escucho por todo el lugar. Comenzó a caminar hacia su izquierda. Hacia los sonidos que podía discernir. Sabía que estaba teniendo lugar un enfrentamiento.

Los Agentes tenían miedo. No eran más que presas en esta oscuridad. Y el cazador estaba fuera.

Pero ¿Que separa a la presa del cazador?

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License