Puesto de Trabajo en el Sitio 101 Alfa
Puntuación: 0+x

Irish Ann se rascó la cabeza. Sin duda alguna, este no era el informe real. Ella escribió otro mensaje.

De nuevo. No es lo que ella había esperado. Se rascó la cabeza un poco más. Los datos del espécimen enviados por Bioingeniería deben estar aquí en alguna parte. Hizo clic en Salir en la ventana y lo volvió a abrir rápidamente.

De nuevo. Aún no era lo que ella había esperado. Todos los archivos son de ayer. Se desplazó por los canales, esperando que aparecieran eventualmente. Ella había llegado al final de la página. Nada. Ella retrocedió.

"Esto es frustrante", murmuró, "se suponía que bioingeniería enviaria sus informes de muestras hace una hora".

La página se actualizo:

INFORME DEL ESPECIMEN BIO-ENGR #50: GENGALISK
Estado de la muestra: Comatoso
Solución dada: 51% de Compuesto 178-A, 20% de sulfuro de hetógeno, 16% de Compuesto 121-B, 13% de agua
Progreso del tratamiento: E- Condición Crítica
Posibilidad de Muerte: 73%
Notas: Retire los implantes artificiales en el sujeto; se espera que fallezca dentro de cuatro días. Es menos costoso reutilizar los aumentos para otros proyectos. Salva cualquier parte / órgano del cuerpo que podamos eliminar del organismo y envíalos al almacenamiento criogenico. ~ Dr. Bachnar

Irish Ann gruñó internamente mientras leía el gran bloque rojo de Fallas al lado del informe. Los experimentos fallidos no eran de su incumbencia, pero lidiar con las secuelas del papeleo era una adición irritante a su horario regular.

Hizo clic en el informe e hizo una copia rápida en el editor del documento, agregando las marcas de tiempo necesarias, el número de informe, la marca de agua Revolution y la firma digital de Bachnar. Todo lo cual tomó aproximadamente diez segundos cada uno para encontrar en la barra de herramientas y editar en el documento. Sin embargo Irish se quejó. No era que ella odiara este trabajo, era la incompetencia de los otros departamentos, sin importar cuánto lo jodieran; ella era quien tenia que documentarlo todo.

¿Nuevas raciones en la cafetería? Documentarlo.

¿El personal de seguridad termina desaparecido después de dar un paseo por las celdas? Documentarlo.

¿Violación de contención menor? Documentarlo. No importaba si el artículo entró en estado de furia. No importa si el artículo podia deslizarse a través de cualquier superficie y corroer cualquier cosa a su vista. Había que documentarlo hasta que desapareciera.


Oh, pero mira el tiempo. Su turno había terminado.

De alguna manera, Irish Ann había sabido instintivamente que su tiempo de trabajo había terminado sin echar un vistazo ni a la pantalla del reloj en la pantalla, ni a la hora en su clásico reloj analógico.

Ella miró su reloj para estar segura.

Sí, realmente era el final de su turno.

El tiempo en el Sitio-101-Alfa se movia de manera diferente en comparación con el mundo real. Un segundo es dos segundos. Un minuto tiene sesenta y cinco segundos. Una hora, ochenta minutos. Lo malo fue que su turno y su salario eran de una hora. Entonces el tecnicismo no pudo llevarla a ninguna parte.

Se levantó de la silla con un estallido de rara gratitud, estirando los brazos como una mansa compensación por las cuatro horas que le había impuesto el Comando. Ella escribió una nota a la persona que trabajaba en el turno siguiente y se desconectó de la terminal.

Ron

Gengalisk murió. Jajajaja. Me debes $160 ;p
Tu trabajo ya está listo. Los urgentes han sido resaltados. ¡Mantente despierto!

~ Irish

Y con eso, ella extendió sus brazos un poco más y salió del cubículo.


La oficina en la que se encontraba era la mitad de un laboratorio convertido, adyacente y accesible únicamente a través de, primero, las cámaras de muestras y el sector del laboratorio actual, pero ahora estaba al lado de la armería. Actualmente, la Insurgencia ocupaba tres salas repartidas en dos plantas; la oficina y la sala de experimentos generales, y el bar, el comedor y el sector de comando estaban a una planta arriba de los experimentos especiales y las cámaras de contención de elementos, accesibles a través de una escalera ahora protegida vinculada a la parte del comedor.

Ella estaba parada frente a la puerta blindada, deslizando su tarjeta de bronce sobre el panel. Las puertas se abrieron con una sensación de finalidad que no pertenecía al momento actual.

Se dirigió al bar, apoyándose en un taburete frente a la camarera, Natalya, una bonita pelirroja de la División. La mayoría del personal masculino que trabajaba en la oficina tenía pensamientos puestos en ella. Pocos tuvieron suerte, pero los que sí lo hicieron tuvieron mucha suerte. Irish Ann parpadeó con fuerza para eliminar un mal pensamiento en su cabeza.

Al mirar a su alrededor, parece que solo ella, Lou de la cafetería y Chang de Seguridad fueron los clientes de Natalya esta tarde. Irish parpadeó con fuerza otra vez. ¿Por qué estaba pensando tanto en eso?

"¿Qué pasará esta noche, Annie?", Canturreó Natalya, mientras se dirigía a Irish.

"El bourbon más dulce que tienes, por favor". Dijo Annie, sonando de alguna manera demasiado educada.

"Estoy en ello". Natalya ronroneó.


Unos segundos después, se sirvió el bourbon. Irish aspiro el aroma de su licor antes de beberlo.

Lou tomó asiento al lado de Irish y le hizo un gesto a Natalya. Natalya guiñó un ojo, y comenzó a preparar una orden de gin no descrito.

"Entonces, ¿cómo te está tratando la vida de oficina, Annie?" Lou preguntó, su acento de Boston complementando su cara alegre y joven.

Annie terminó su bebida antes de contestar. "Bueno, todos los informes de Seguridad se han hecho, hubo un breve altercado con un médico de la UIU, y el Gengalisk se está muriendo".

Lou sonrió. "¿Un médico?"

"Se perdió. Esta fue la cuarta vez este mes que un agente de la UIU se perdió y se acercó a los exploradores de expedición".

"Qué montón de imbéciles son". Lou dijo.

"¿No están en lo correcto?", Chang asintió desde la cabina al otro lado del bar, obviamente muy borracho e iracundo, "hemos perdido a otro Gengalisk. Este último fue mi amigo".

"Sabes que fui yo quien lo vio en las cámaras de Bio cuando ya no era más que una exclamación". El guardia borracho agregó.

"Ve a echar una siesta, Chang, estás borracho". Lou le gritó al guardia.

Ninguna respuesta. Chang se había desmayado.

"Eh, sí. De acuerdo. Debería ponerme a cocinar el menú de la noche", dijo Lou, frente a Annie, "Las veo luego chicas desastre".

Se puso de pie y salió del bar.

"Bueno, supongo que ahora somos tú y yo, Irie". Natalya bromeó. Ella sonrió cálidamente.

"Entonces, tal vez podamos tomar un pequeño descanso antes del turno de noche, ¿no?"

"Bueno, no sé, Tal. Tengo mucho trabajo por terminar". Ann dijo.

"Estoy seguro de que Ron se ocupará de eso. Tú, por otro lado, parece que realmente podrías utilizar un descanso".

"Heh, supongo que sí".

Ann se deslizó por la barra, tomó la mano de Natalya y la besó ansiosamente.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License